¿Sientes una sensación de hundimiento, provocada por la angustia, tristeza, estrés, y desilusión?

¿Te has quedado sin fuerzas y sientes que no puedes más? Sientes un dolor interno que no sabes describir y no encuentras motivo de consuelo?

A primera hora de la mañana es donde peor te encuentras y la tristeza te invade y así continúa tu día a día. Todo , estopor causa de tu situación actual en tu relación de pareja.

Si sientes una devastación total y tus días son tristes como en un bosque seco tropical, te tengo BUENAS NOTICIAS: el día es hoy para hacer un cambio en tu vida, aprovecha el tiempo y lee este post.

El apoyo de la familia, amigos, ayuda profesional y espiritual son muy importantes para dar el primer paso.

El cariño de tu entorno de dará la fortaleza para no sentirte tan sola. El llanto es la mejor medicina para sanar heridas, liberarte de todas esas tristezas, para poder poner en orden tus sentimientos.

¡Explota!…Deja que salga todo, respira profundo y siente cómo comienzan a caer las primeras gotas de lluvia.

Busca dentro de ti ese jardín lleno de diferentes flores. Recuerda que eres muy especial: en lo más profundo encontrarás un tesoro muy valioso y precioso.

Para conseguir cultivar esa belleza interior, te daré mi fórmula secreta: DESCÚBRETE

  • Disfruta este momento, es tuyo. Repite varias veces al día
    ¡YO SOY MI PRIORIDAD. Así sea… Así es… Así sea!
  • Escucha los latidos de tu corazón como gotas de lluvia que caen en un tejado. Esto te ayudará a poder tomar las mejores decisiones, a reconocer tus necesidades y prioridades. Utiliza tu intuición por encima de lo que diga tu mente.  Déjate llevar de tu corazonada, tú sabes escucharle perfectamente en esos momentos en que te invade el miedo y es normal por tu situación. ¡Sé valiente, tú puedes!
  • Suelta todo pensamiento que quiera interrumpir este momento sagrado para ti, hoy es tu día. Repite las veces que sean necesarias: Gracias… Gracias…Gracias!! Este mantra de Ho’oponopono te ayudará a soltar cualquier pensamiento que interrumpa tu paz en los momentos en que te sientas agobiado, triste y sin ganas de seguir.
  • Confía en ti y en Dios. Él nos hizo a su imagen y semejanza ya que quiere lo mejor para nosotros. Éste es tu momento y es un regalo divino.
  • Unifica tu mente, tu cuerpo y espíritu. Esto te ayudará a aumentar tu intuición y orientación. La acción se manifiesta en el cuerpo, así el espíritu se deja guiar y una acción inteligente proviene de nuestros pensamientos.
    Una manera de unificar mente, cuerpo y espíritu son la meditación y la oración. Para mí, un ritual matutino es decretar que tu día será fructífero y lleno de bendiciones, aceptando la voluntad de Dios y dejándole todos tus asuntos en sus manos.
    Saber lo que te apasiona y practicarlo, enfocarte en lo positivo del día. Cambia de escenario, sal a caminar, ve al gimnasio, unas vacaciones espontáneas, etcétera. Hacer afirmaciones diarias, por ejemplo: “el Universo es mi provisión” “Yo soy mi prioridad”  “Mi fe está puesta en DIOS, disfruto del ahora, de la verdadera Abundancia Ilimitada” . De esta manera, te mantendrás positivo y enfocado.
  • ¡Brilla! Lo mereces, es hora de que te mires al espejo fijamente y veas esa luz que brilla en lo más profundo de tu ser, vístete con el traje más elegante que existe que es el Amor propio. Disfruta, imagínate que eres el invitado especial en una noche de gala, cultiva la alegría de este momento inolvidable para ti.
  • Revive tu niño interior. Recuerda cuando eras niño, que eras capaz de superar rápidamente el dolor de una caída, o la falta de tus padres. Cuando eras niño no te preocupabas, veías todo con perspectiva y claridad. Juega, salta, baila, súbete a la cama o al sofá y da saltos, ¡síííí!, salta, salta, no importa si caes: te levantarás. Incluso, si te apetece, busca la serie que más te gustaba de niño y verás que te animarás.
  • Energía positiva:  enfocarte en tu presente, vivir cada día como si fuera el último con ganas y fuerzas, esto te mantendrá equilibrado. ¡Conviértete en un verdadero imán de energía positiva!
    Una de las prácticas que te ayudará es la meditación (ya te lo comente antes) Con tan solo unos minutos al día crearás consciencia y verás las cosas con más claridad, lograrás calma, tranquilidad y la armonía que tanto necesitas.
  • Transformación de energía: lo primero es relajarte, así ganarás fuerza positiva desde tu interior. Aceptar lo que eres te ayudará a nutrir tu autoestima y aceptar tu pasado con gratitud. Perdonarte es el camino más rápido para empezar de nuevo y amarte es el principio del Amor verdadero. ¡Tú eres el cambio!
  • Esperanza: es el combustible que nos da la fuerza para conseguir todo lo que queremos, es la que nos permite ver el fracaso como el camino al aprendizaje… Pinta tu cielo de esperanza, con el pincel de la Fe, porque todo es posible si puedes creer !!

¡Sin acción, no hay resultados!

Te deseo todo lo mejor y ya sabes: aquí estoy para lo que necesites.

× Contáctame