Abundancia, deseada y esquiva

Si andas en eso de la espiritualidad, el crecimiento personal y asuntos semejantes, has tenido que leer y escuchar la palabra abundancia por activa y por pasiva.  De hecho, parece rodearla un aura de la que carecen palabras como riqueza, fortuna o cantidad. Como si desear abundancia o hablar de ella fuera espiritualmente lícito y hasta loable, pero utilizar otros vocablos fuera menos adecuado cuando nos movemos por sendas tan elevadas como la espiritualidad, sus parientes y derivados.  Eso sí, todos nos apuntamos a la abundancia, todos la deseamos para nosotros y los nuestros… pero, sobre todo, para nosotros.  El…

Hasta aquí hemos llegado

Al final, esta breve frase podría resumir todas las rupturas de pareja, sea cual sea el motivo y sea quien sea el que dé por zanjada la relación.  ¿Ya te has dado cuenta de que todas tus relaciones son, en el fondo, la misma? ¿Ya has caído en que en todas se repiten, detalle más o menos?  ¿Tú eres de los que dejan o de los dejados? También este patrón tiende a repetirse.  Incluso hay un patrón subyacente que es el que a cada uno nos importa: ¿te sientes abandonado? Porque con frecuencia ocurre que en las rupturas no importa…

Y tú… ¿qué sabes?

No es solo el título de una película, sino una de las mejores preguntas que podemos hacernos: ¿qué sé yo? Hombre, si tienes una edad, ya sabes bastantes cosas, ¿verdad?  Sabes realizar muchas tareas de forma correcta, a veces incluso de forma magistral, porque llevas años haciéndolas y perfeccionándolas.  Además, tienes experiencia de la vida. Sin duda.  Pongamos todos nuestros conocimientos bajo un microscopio… no demasiado potente, tampoco hace falta.  ¿Sabes lo que sabes? Habilidades adquiridas. ¡Tan ufanos que nos sentimos por ellas! ¡Tan orgullosos de nosotros mismos y nuestras capacidades!  Conducir. Llevamos años haciéndolo, y lo hacemos razonablemente bien.…

Sanación emocional

Seguro que has oído la expresión más de una vez y puede que incluso la utilices.  Evidentemente, quiere decir curar profundamente nuestra parte emocional.  El asunto, en su momento, me generó varias preguntas que no me parecen irrelevantes.  ¿Las emociones se pueden curar o sanar? ¿Es lo mismo curar que sanar, de entrada? Porque, curiosamente, no solemos decir “curación emocional”. Es casi intuitivo, pero tiene un por qué, que creo que todos llevamos dentro, seamos conscientes de ello o no, y, por lo tanto, conocemos. O sabemos, de sabiduría. Sanar es más que curar Efectivamente. Y es un proceso interno…

La verdad no está ahí afuera

No sé si estás buscando la verdad, si crees que no existe una sola verdad, que cada uno tiene la suya, o que no hay verdad en nada y todo es relativo y muy subjetivo.  Sin duda vivimos en un mundo lleno de ofertas maravillosas e inmediatas de verdades a la carta. Hay verdades de todo tipo, para todos los gustos.  Normalmente buscamos La Verdad, así, con mayúsculas, con el objetivo de hallar algo estable y perfecto que nos sirva de guía y armazón en nuestra vida y que, a la vez, nos dé estabilidad y felicidad.  Una verdad inapelable…

Autoestima: qué es y para qué sirve

En cuanto te pones a indagar en eso del conocimiento propio, la espiritualidad o ese tipo de asuntos, aparece el término.  Autoestima.  En principio parece que la definición está bastante clara: estima que uno siente por sí mismo. De hecho, la RAE lo define como la valoración generalmente positiva que uno hace de sí.  Si entramos en bosques más densos que los lingüísticos, la cosa se espesa y se complica.  La norma general es que viene a ser, más o menos, la forma en que nos vemos, la imagen que tenemos de nosotros mismos. Luego, por supuesto, hay diferentes autoestimas…